En el tiempo Pascual,  la Iglesia Católica realiza la devoción del Via Lucis, una tradición que se viene desarrollando desde el Domingo de Pascua hasta el día de Pentecostés, donde ocurrieron hechos que marcaron la historia de los fieles cercanos a Jesús.

En el Via Lucis se destaca el triunfo de  Jesús  sobre la muerte, siendo una etapa que muestra el camino de gloria y la alegría de Jesucristo Resucitado. Este momento especial es fundamento para iniciar la última etapa del paso de Jesús por la tierra.

Esta devoción se realiza todos los viernes de cada semana de Pascua, son siete viernes  que cuentan la historia de Jesús y sus momentos vividos hasta llegar a los cincuenta días de la celebración de Pentecostés.

 

Cómo rezar el Via Lucis

Para rezar el Via Lucis, en que compartimos con Jesús la alegría de su Resurrección, se presenta un esquema similar al que se utiliza para rezar el Via Crucis:

• Enunciado de la estación.

• Presentación o monición que encuadra la escena.

• Texto evangélico correspondiente, con la cita de los lugares paralelos.

• Oración que pretende tener un tono de súplica.

Si se desea, después del enunciado de cada una de las estaciones, se puede decir:

 

V/ Verdaderamente ha resucitado el Señor. Aleluya.

R/ Como anunciaron las Escrituras. Aleluya.

V/ Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.

R/ Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

купить ноутбук

Columnas de hoy