Foto: uniminutoradio.com.co

El cáncer es una enfermedad que no discrimina sexo, edad, religión o condición social. Esta, según la Organización Mundial de la salud, es una de las primeras causas de muerte a nivel global.

El cáncer en Colombia es la segunda causa de muerte, luego de causas externas en niños de 0 a 14 años. En el país, la tasa de incidencia de esta enfermedad por millón es de 185,6 (0 a 4 años), 129,1 (5 a 9 años), 124,4 (10 a 14 años) y 161,6 (15 a 19 años).

El Instituto Nacional de Cancerología E.S.E.(INC), el Hospital Militar Central, la Fundación Hospital Pediátrico La Misericordia y la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología Pediátrica se unen para apoyar los #SueñosDeHéroes que luchan contra esta enfermedad.

Estas instituciones invitan a los colombianos a participar en la maratón de Twitter que se llevará a cabo hoy 15 de febrero, entre las 10:00 a.m. y las 12:00 m, a través del ‘hashtag’ #SueñosDeHéroes, con mensajes de apoyo para que todos los niños héroes del país sientan un respaldo en su batalla contra esta enfermedad.

Precisamente es el 15 de febrero que se celebra el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer Infantil, el cual tiene como objetivo sensibilizar y concienciar sobre la importancia de los desafíos a los que se enfrentan los niños y adolescentes y sus familias.

Atención y acompañamiento: las claves para combatir el cáncer infantil

El doctor Amaranto Suárez asegura que el acompañamiento es la clave del éxito de los tratamientos cuando se habla de cáncer infantil: “Todos los niños que sean diagnosticados con cáncer deben contar con una red de apoyo que incluya su familia, el sistema de salud y el mismo hospital donde esté recibiendo el tratamiento. A su vez, los mismos padres necesitan ser guiados durante este proceso, el apoyo es fundamental”.

Por su parte, la Directora General del Hospital Militar, Brigadier General Clara Esperanza Galvis agrega que tanto niños como adultos requieren de un acompañamiento cercano y especializado durante el tratamiento. Sin embargo, los niños requieren de mayor dedicación. “Es el rol de la familia un papel determinante en la psicología del niño, ya que esta situación genera dependencia y mayor vulnerabilidad por parte del paciente. Se aconseja tener un acompañamiento integral entre ellos y su familia, y entender que la edad en la que se desarrolla el cáncer es determinante. Por ejemplo, tratar a un paciente en la etapa de la adolescencia es un poco más duro, porque es una edad en donde tienen muchos retos, e inconformismos, tolerar los tratamientos y manejar el dolor, entre otros aspectos, no es fácil para ellos”, asegura.

De acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social, todos los menores de 18 años con sospecha o diagnóstico de cáncer tienen derecho a:

  1. Acceso inmediato a los servicios de salud, ante la presencia de algún síntoma relacionado con cáncer:
  • Fiebre injustificada durante más de 2 semanas.
  • Pérdida de peso, fatiga, hematomas y sangrados.
  • Moretones y diminutos puntos rojos en brazos y piernas.
  • Crecimiento y dolor de abdomen.
  • Masas en cuello o ganglios inflamados.
  • Dolor en huesos, articulaciones o espalda.
  • Infecciones repetitivas.
  • Pérdida de apetito, sudoración.
  1. Acceso a exámenes de apoyo diagnóstico.
  2. Atención especializada en redes de servicios oncológicos.
  3. Autorización integral para el tratamiento.
  4. A no pagar copagos, cuotas moderadoras, ni cuotas de recuperación.
  5. Manifestar sus peticiones, quejas y reclamos ante las autoridades de salud (secretarias de Salud, Supersalud, etc.).

Ciertamente, el acompañamiento médico durante este proceso es fundamental. Por eso, de acuerdo con el doctor Amaranto, los profesionales médicos deben ser personas comprometidas al 100% con la salud y bienestar de sus pacientes. “Nuestra misión es defender al niño de la enfermedad desde cualquier arista. Nosotros nos ponemos en los zapatos de cada paciente y de sus familias para brindar un trato humano y comprometido con el tratamiento. Sin embargo, además de eso, hay que recomendar a las familias que los niños deben seguir controles médicos periódicos y ante cualquier síntoma de alerta no hay que darle espera”, advierte.  

Columnas de hoy