Foto: segundoenfoque.com

La infección por la influenza es producida por diversos virus: en el tipo A se encuentra el H1N1 Y H2N2, y que puede afectar a los adultos y menores de edad, dada por dos ciclos epidémicos al año. Puede transmitirse por vía respiratoria, a través de la tos y afectar el sistema respiratorio alto y bajo; en este caso, los pulmones.

Para ser controlada existen planes de contingencia como las inmunizaciones y vacunas contra la enfermedad, administrados por vía intramuscular e intradérmica en cualquier centro de salud.

Las enfermedades como la pulmonar obstructiva crónica, ya sea asma o bronquitis crónica, y los pacientes renales, con inmunodeficiencia, diabéticos y obesidad mórbida, son una población de alto riesgo para estas enfermedades respiratorias que produzca este virus.

El Periódico La Verdad estuvo hablando con el doctor Óscar Marulanda, médico especialista en Medicina Alternativa de la Fundación Virgilio Barco, quien considera que todas las personas, en especial las mujeres embarazadas deben seguir estos cuidados:

  1. Lavarse constantemente las manos.
  2. Asear y tener buena ventilación en los dormitorios.
  3. Guardar reposo al menos los primeros dos días para no transmitir con facilidad el virus.
  4. Mantenerse hidratado.
  5. Lavado nasal y gargarismo con agua tibia salada.
  6. Usar tapabocas.
  7. Evitar grandes conglomeraciones de personas.

Los virus están presentes en todos los sitios, pero en especial en las instituciones de salud. Por lo que deberá protegerse con buenas medidas de higiene, y recordar la vacuna contra la influenza para los niños mayores de seis meses.

Columnas de hoy