En el Vaticano, el Papa Francisco explicó que la esperanza cristiana es sólida y no defrauda, porque está fundada en Dios mismo, que es amor, un amor que da paz a la vida de quien en Él se confía.

Certifica que Dios nos ama y que su palabra puede ayudar a comprender y reflexionar acerca de la esperanza cristiana, así mismo afirmó que la esperanza no defrauda porque está fundada en Dios. Es fácil decir Dios te amo, pero, somos capaces de decir : ¿Estoy seguro de que Dios me ama?

El Papa explicó que “desde pequeños se nos ha enseñado que no es bueno vanagloriarse. Y es lógico, porque vanagloriarse de aquello que se es o de aquello que se tiene, es una forma de soberbia, e implica también una falta de respeto frente a los demás, en especial aquellos que no son tan afortunados como nosotros”.

Todo lo que se nos dé, debe ser acogido con agradecimiento, que sea un motivo de alegría. Sí estamos en paz con Dios seremos libres.

FUENTE: ACIPRENSA

статистика надежности