El Papa Francisco centró la homilía de hoy en la Casa Santa Marta, sobre la guerra, que no solo se da entre poderosos y países, sino que empieza en el corazón de cada uno, en las familias o el trabajo y aseguró que Dios pedirá cuentas a todos los hombres.

"La guerra empieza en el corazón del hombre, comienza en casa, en las familias, entre amigos y después va más allá, a todo el mundo", explicó.

Debemos tener en cuenta que la palabra de Dios es clara, que hay muchas personas que sufren por la guerra e inocentes. Todo comienza desde casa, sí desde pequeños se enseñan a ser violentos, crecerán con la guerra y de allí irán a todo el mundo.

“La Palabra del Señor es clara: ‘De la sangre vuestra, o sea de vuestra vida, yo pediré cuentas; pediré cuentas a cada ser viviente y pediré cuentas de la vida del hombre al hombre, a cada uno de su hermano’. También a nosotros, que parece que estamos en paz, aquí, el Señor nos pedirá cuentas de la sangre de nuestros hermanos y hermanas que sufren la guerra”.  

FUENTE: ACIPRENSA

Лобановский