Foto: tn.com.ar

El insomnio es aquel trastorno del sueño, que puede dificultar la conciliación del sueño o mantenerlo. Ya sea que la persona esté durmiendo a media noche, se despierte, y le cueste volver a dormir. Esto causa cansancio a la mente y al cuerpo ya que le hace perder energía, afecta su  salud, el estado de ánimo y la productividad en el desarrollo de la vida cotidiana.

Por lo general, las personas mayores necesitan dormir entre 7 y 8 horas por la noche para recargar fuerzas para las actividades del día.

Existen dos tipos de insomnio:

  1. A corto plazo o agudo: dura de unos días o semanas y lo produce el estrés o un hecho traumático para la persona, viajes u horarios extensos de trabajo, malos hábitos del sueño, exceso de comida por la noche.
  2. A largo plazo o crónico: dura un mes o más y puede producirlo diversas afectaciones o medicamentos.

¿Cómo saber si tengo insomnio?

  • Cuando no se concilia el sueño por la noche.
  • Despertarse muy temprano o por la noche sin razón.
  • Depresión, irritabilidad o ansiedad.
  • Dificultad para prestar atención a labores u tareas indicadas.
  • Preocuparse constantemente por el sueño.

¿Puedo prevenirlo?

Sigue las siguientes indicaciones para evitar este trastorno del sueño:

  1. Acostarse y despertarse todos los días a la misma hora
  2. Realizar actividad física.
  3. Si se toma medicamentos, consultar al médico si estos causan insomnio.
  4. Evitar alimentos o bebidas abundantes antes de dormir.
  5. El dormitorio debe ser un lugar cómodo sin exceso de aparatos electrónicos.
  6. Es recomendable una ducha antes de dormir y escuchar música suave.

Columnas de hoy