Imagen: nortedesantander.gov.co

Norte de Santander llegó este 12 de julio a 599 casos confirmados de COVID-19 y las camas de cuidados intensivos de la red hospitalaria presenta un 95% de ocupación con pacientes con diferentes diagnósticos. Por lo que, este lunes 13 de julio desde el Puesto de Mando Unificado entre la Alcaldía de Cúcuta y la Gobernación del departamento, se declaró alerta naranja en la red hospitalaria.

Después de revisar los mecanismos para que las cifras de contagio no sean mayores, decidieron reforzar y tomar nuevas medidas:

- Alerta Naranja en la red hospitalaria por el nivel de ocupación de las camas en cuidados intensivos. Se inicia la fase dos ante la pandemia en la red pública y privada para garantizar la atención hospitalaria y aumentar las camas de expansión en el Hospital Universitario Erasmo Meoz, Hospital Emiro Quintero Cañizares de Ocaña y el Hospital San Juan de Dios de Pamplona, donde disponen de la infraestructura física necesaria para iniciar la implementación y funcionamiento de nuevas camas.

- Instalación de un Puesto de Mando Unificado (PMU) permanente con el fin de monitorear el avance en los casos de COVID-19.

- Fortalecer las medidas de prevención y control.  La policía deberá aumentar las medidas de corrección ciudadana cuando estas sean requeridas por violación a las medidas sanitarias.

- Norte de Santander no tendrá alternancia educativa, continúan las clases virtuales en las instituciones educativas.

- Continuar con el toque de queda en todo el departamento, además de aumentar los patrullajes de vigilancia en coordinación de la Policía y el Ejército Nacional.

- Se restringe la venta y el consumo de bebidas embriagantes los fines de semanas.

- El cierre perimetral en el área metropolitana de Cúcuta en los sectores de Los Acacios, la Y de Astilleros y Guayabal, con el fin de ejercer un mayor control migratorio.

- Se restringe totalmente la práctica del ciclismo debido a la falta de cumplimiento de las medidas de bioseguridad y autocuidado por parte de los deportistas aficionados.

- Se solicita a las EPS la entrega de medicamentos de forma domiciliaria para evitar aglomeraciones en estos establecimientos.

- Se ordena que los locales de establecimientos comerciales con casos positivos de COVID-19 entren en cuarentena durante 14 días y los demás trabajadores deberán iniciar su fase de aislamiento y posteriores tomas de muestras y seguimiento preventivo.

- Se cerrarán las dos entradas de Cenabastos para garantizar los controles de seguridad de la ciudadanía y se restructurarán las rutas de transporte público en este sector para evitar las aglomeraciones de personas en este punto de abastecimiento de alimentos.

- Se suspenden las pruebas piloto en diversos sectores económicos (hoteles, restaurantes, canchas sintéticas, entre otros) para evaluar sus protocolos de bioseguridad.

- Continúan las medidas de Pico y Cédula y Pico y Placa

Si los casos aumentan, se declarará la Alerta Roja, lo cual originaría que se extremen las medidas en todo el departamento.

Columnas de hoy