En Colombia, este 21 de noviembre se realizará un paro nacional, en el que el pueblo marchará por la “vida y la paz”. La Iglesia Católica de Colombia, ante el hecho, propone seis reflexiones que invitan a vivir la jornada en un ambiente de “libertad y responsabilidad ciudadana”.

En el documento, los Obispos del país le recuerdan al pueblo colombiano que “las movilizaciones son un derecho democrático y apuntan al bien común”.

Además, dirige a todos los fieles recordar el mensaje de su Santidad, el Papa Francisco en su visita a Colombia: “No decaigan en el esfuerzo por construir la unidad de la nación (…) persistan en la lucha para favorecer la cultura del encuentro”.

De igual forma, hacen un llamado a evitar que la movilización ciudadana genere agresiones, vandalismo o muerte, debido a que se estaría apoyando todos los actos violentos que se viven a diario en el país, y se perdería el objetivo del encuentro.

Finalmente, indican que “la Iglesia católica quiere ser la primera en acompañar procesos en la línea del desarrollo integral y de la convivencia pacífica”, e invitan a que Colombia sea una en oración este domingo 17 de noviembre, en conmemoración a la Jornada Mundial de los Pobres.

Descargar comunicado.

Columnas de hoy